Constructora brasileña le habría entregado una coima de 3 millones de dólares.

Anuncios