Una senadora republicana ve “muy inquietantes” las  acusaciones de acoso sexual que pesan sobre el actual presidente de Estados Unidos.

Anuncios