Para Pionyang palabras de Trump fueron una declaración de guerra.

Anuncios