El día que Velasco creó Petroperú para destruir el poder “gringo”

Toda la actividad petrolera se encontraba en manos extranjeras.

Un día después que el General Velasco diera el Golpe de Estado emitió el Decreto Ley Nro. 3 (17065) mediante el cual declaró nulo el Contrato celebrado con la IPC y el Acta de Talara, y a través del Decreto Ley Nro. 4 (17066) del 9 de octubre expropió el  Complejo Industrial de Talara, Refinería, Instalaciones y anexos que fueron tomados  por el Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada.

Con este decreto se encargó a la Empresa Petrolera Fiscal la administración de los yacimientos y del Complejo Industrial de Talara.  Posteriormente para proseguir con la explotación petrolera se creó la entidad estatal PETROPERU.

Hasta 1968, casi toda la actividad petrolera se encontraba en manos extranjeras.  La International Petroleum Company (IPC),  subsidiaria de la transnacional Standard Oil, había comprado en 1914 los yacimientos petrolíferos de la Brea y Pariñas y en 1922 durante el gobierno de Leguía y mediante un laudo arbitral quedaba liberada de pagar impuestos a las utilidades y pagar sólo 25 centavos de dólar por barril como impuesto de exportación.

Lea esta nota completa en la edición impresa de tu Diario Nuevo Sol