“Una anchoveta menos para el Perú, es una bala más para Chile”

Así dijo velasco y recuperó el mar para los peruanos.

Preservar la riqueza marina es vital para el Perú. Los bancos de anchoveta viajan por la costa sur peruana desde el litoral arequipeño muy pegados a la costa, es decir dentro de las 5 millas, en realidad a media milla de la costa, donde se ubica el fitoplancton que emerge de las profundidades. La anchoveta se alimenta de este fitoplancton. Pero los bancos de anchoveta siguen su camino hacia el sur y cruzan la frontera chilena. Entonces para el Perú es importante pescar la anchoveta antes que pase al lado chileno.

Sin embargo, desde el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) hasta el de Ollanta Humala, todos los presidentes han hecho todo lo posible para dejar pasar la biomasa de anchoveta al mar chileno.

Al inicio de la década de los 70, en todo el boom de la pesca, el general Juan Velasco Alvarado decía: “una anchoveta que va para Chile es una bala contra el Perú”.

(Escribe: Julio Herrera)

Lea esta nota completa en la edición impresa de tu Diario Nuevo Sol