“Arica y Tarapacá deben volver a soberanía existente antes de 1879”

La deuda de guerra, si hubo alguna, está largamente pagada.

Por: Eloy Villacrez

La visión geopolítica de Chile, respondiendo a los intereses de la geopolítica inglesa de dominio mundial, le permitió visualizar la solución del tema apoderándose de territorios fuera de sus fronteras, como consecuencia su política de Estado hacia el Perú, luego de la Guerra del Guano y el Salitre, fue “sensualizar” a nuestra clase plutocrática-política para olvidar el tema y con Bolivia va en dos direcciones: una, alargar las conversaciones y dos, prometer como única solución para la salida al mar de Bolivia, la zona de Arica, esto es involucrar al Perú como la “llave del candado”.

Hay una interrogante que es difícil de explicar, existiendo razones jurídicas internacionales para reclamar el territorio conquistado, porque Bolivia no menciona Antofagasta y denuncia el Tratado de 1904, permitiendo a Chile presentar ese argumento como sólido e infranqueable, cuando la realidad era que ese tratado se firma con ocupación militar y es producto de una agresión que los países del mundo rechazan, aunque exista un tratado.

Lea esta nota completa en la edición impresa de tu Diario Nuevo Sol